Uniendo éxito económico y sostenibilidad a través de la asociación

Henkel y UPM Raflatac mejoran la sostenibilidad al optimizar el proceso de suministros de adhesivos hotmelt sensibles a la presión en estado líquido
Desde la adquisición de recursos al tratamiento de los desechos, desde la complejidad de los procesos de producción hasta la logística; cuando se combinan objetivos económicos y de sostenibilidad la lista de desafíos es tan larga como la propia cadena de valor. Henkel ha marcado una meta ambiciosa: La compañía está decidida a triplicar el valor que crea por la huella ecológica de sus operaciones, productos y servicios para el 2030 en comparación con el 2010. Este es un hito importante para Henkel: Para el 2050, la empresa quiere quintuplicar su eficiencia, el nivel necesario para asegurar la suficiencia mundial de recursos para entonces. Por lo tanto Henkel aspira a proporcionar mayor valor a la vez que reduce su huella ecológica. Su estrategia global para los Adhesivos Sensibles a la Presión ha conseguido que Henkel sea uno de los finalistas del premio Label Life de UPM Raflatac que reconoce las iniciativas de sostenibilidad de sus proveedores. Para Henkel, la asociación está en el centro de la estrategia de la compañía para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

Un ejemplo perfecto de una asociación que da lugar a una mayor sostenibilidad y rentabilidad es una iniciativa de ambas empresas a raíz de la adquisición de Novamelt. En un esfuerzo conjunto, se ha reemplazado el suministro de adhesivos hotmelt sensibles a la presión en estado sólido con el equivalente en estado líquido. Ahora los adhesivos hotmelt sensibles a la presión que Henkel proporciona a UPM Raflatac están en estado líquido.

"Al suministrar adhesivos hotmelt sensibles a la presión en estado líquido, estamos utilizando los recursos de manera más eficiente: Estamos ahorrando material de envasado por lo tanto se reducen los desechos en más de 100 barriles por envío. Además, mantener los adhesivos hotmelt sensibles a la presión en estado líquido ahorra energía y es por lo tanto es más eficiente que fundir el producto en estado sólido en la planta de producción", explica Nathalie Delava, Directora de Negocio, Adhesivos Sensibles a la Presión – Europa. "Este es un ejemplo de como ponemos en Henkel ponemos en práctica nuestra estrategia de sostenibilidad para adhesivos sensibles a la presión."

Para poder introducir este nuevo proceso, se han tenido que hacer varios cambios en la cadena de producción: Se necesitó que los especialistas en investigación y desarrollo adaptaran las formulaciones de los adhesivos sensibles a la presión para que permanecieran estables en estado líquido. Para la logística se encontró un socio especializado en camiones cisterna para el transporte de productos calientes; se construyeron estaciones de llenado.

"Recibir los adhesivos en estado líquido permite a UPM Raflatac aumentar su capacidad de producción para los recubrimientos con hotmelt, ahorrar en costes y además mejorar la sostenibilidad. Con su compromiso por alcanzar sus objetivos de sostenibilidad y su enfoque en la cooperación y el beneficio mutuo en este proceso, Henkel se ha ganado a pulso su posición como finalista del premio Label Life" explica Sami Poukka, Vicepresidente de Recursos Globales de UPM Raflatac. El suministro de adhesivos hotmelt en estado líquido es una opción interesante que estamos considerando para en un futuro utilizarlo en las plantas de producción que consuman grandes cantidades de estos adhesivos, apoyando así a Henkel en su camino de alcanzar su ambicioso objetivo de crear valor para al cliente a la vez que reduce su huella ecológica.

¿Cómo podemos ayudarle?

Contacte con nuestros expertos en adhesivos sensibles a la presión para obtener soluciones sobre sus aplicaciones.

Contacte con Nosotros

Servicio Técnico

Obtenga más información sobre nuestra experiencia y conocimiento sobre procesos y aplicaciones para aumentar su rendimiento.

Servicio Técnico